Ámate a ti misma primero.


La búsqueda de EL vestido de novia no es tarea sencilla. Afortunadas aquellas que lo encuentran en la primera prueba. Y es que puede haber muchas razones por las que una novia dude. Sobre todo, porque quieren estar completamente seguras de que el vestido que eligen es el mejor que pueden encontrar, el más fabuloso para ellas, que las favorezca y exprese su personalidad. Normal. Pero, otra razón quizás demasiado frecuente, es una imagen pobre de sí mismas.

Tras haber recibido a decenas de novias en mi probador, puedo afirmar que la mayoría de nosotras mujeres tenemos una imagen de nosotras mismas bastante peor que la que tienen los demás de nosotras. Que si demasiado bajas, que si demasiado altas, que si muy "huesudas", que si mucha cadera, pecho...

Por supuesto que no hay que conformarse y que es positivo trabajar en mejorarnos como seres humanos, por dentro y por fuera. Sobre todo, si con eso favorecemos nuestra salud y potenciamos nuestro bienestar. Pero, chicas, escuchad atentamente y no perdáis esto de vista: Sois únicas y perfectas tal y como sois.

Afortunadamente existe un vestido favorecedor para cada tipo de cuerpo, para cada novia.

Y si además contáis con un asesoramiento profesional y honesto de vuestra gestora, y el consejo lleno de amor de vuestras familias, la elección no puede fallar!

Un consejo: amad vuestro cuerpo, amad el momento tan especial que tenéis la suerte de estar viviendo; porque si no os améis en vuestra propia piel, no vais a poder amar ningún vestido.

Entradas destacadas
no-posts-feed.on-the-way
no-posts-feed.stay-tuned
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square