¿QUÉ TRAER A TU PRUEBA DE VESTIDO DE NOVIA. Y QUÉ NO?


Si eres una novia primeriza, es normal que los preparativos de una boda te resulten abrumadores.

Tantas decisiones que tomar, tanto trabajo por delante!

Y hablando de decisiones, probablemente la más importante es la elección de tu vestido.

Por ello, es natural que ante la primera prueba de vestido, te asalten los nervios y muchas dudas.

En la entrada de hoy te traemos algunas recomendaciones basadas en nuestra experiencia, sobre qué debes traer a una prueba de vestido de novia (y qué no).

¿QUÉ TRAER A LA CITA?

1. Ropa interior adecuada: sujetadores preferiblemente sin tirantes (o que se les pueda quitar), braguitas sin costura, todo color piel. Si el día de tu boda piensas llevar alguna ropa interior especial, como fajas, push ups, etc, tráetelos también.

2. Calzado a su gusto. En la tienda disponemos de zapatos de tacón para las pruebas. Pero si prefieres usar tu propio calzado, o tienes una talla muy grande o pequeña, o si ya tienes los zapatos de tu boda, te invitamos a que los traigas.

3. Acompañantes. La elección del vestido de novia debe ser un acto íntimo al que te acompañen los más allegados. Estaremos encantados de recibir a tu séquito, pero te recomendamos que limites el número a no más de 3-4, ya que puede incluso hacer más confuso el proceso de decisión. Además, al fin y al cabo, quieres que el vestido sea una sorpresa, no?

4. Cabello recogido. Te ayudará a ver los detalles del vestido, como el escote, etc. Y un maquillaje discreto, que no distraiga excesivamente, además de proteger los vestidos de manchas.

5. También recomendamos haber mirado con antelación la página de web de la tienda, para saber si efectivamente allí encontrarás vestidos de tu estilo.

6. Presupuesto. Tener claramente delimitado el presupuesto, te ayudará a concentrarte en las opciones más adecuadas para ti; y evitará que te veas tentada a excederte en tu presupuesto.

7. Una mentalidad abierta. Aunque tengas las ideas claras sobre tus preferencias para el vestido, quizás podrías sorprenderte probando estilos que no habías considerado. Confía en tu asesora.

8. Ganas de pasarlo bien. Nuestro mejor consejo para todas las novias es: relájate y disfruta el proceso. Con casi un año por delante, hay aún muchas gestiones que hacer, decisiones que tomar y sin duda, mucho trabajo por delante. No te agobies y disfruta el camino. No esperes solo al día de tu boda para permitirte disfrutar. Serán solo unas horas y pasarán demasiado rápido.

¿..Y QUÉ NO ;) ?

1. Prisa. Definitivamente. Una prueba de novia toma tiempo y concentración. Así es que mejor concertar la cita el día que dispongas de tiempo, para dedicarte al 100% a encontrar tu vestido, sin agobios ni distracciones.

2. Otra novia en busca de su vestido. Tu prueba es tuya. Cada novia es un mundo y tu asesora necesitará concentrarse en tus necesidades y preferencias. Dile a tu amiga que se va a casar, que estarás encantada de acompañarla a su prueba, otro día. Así ambas podréis disfrutar de vuestro momento exclusivamente; y sacar todo el partido a la cita.

3. Gente tóxica. Sabes esa persona que aunque te quiere bien, siempre parece tener comentarios que de alguna forma te hacen sentir incómoda, ya sea sobre tu aspecto físico, tus preferencias, etc? Sea quien sea. Entendemos que es difícil dejar a según quien al margen de este momento, pero al final agradecerás que la negatividad de nadie ensombrezca un momento tan importante.

#boda #weddingplanning #organizarboda #elegirelvestidodenovia #ideasvestidosdenovia #YComieronPerdices